EuroAir
EuroAir, sus instaladores de confianza.

902 22 22 88

 
   Inicio      Calderas de Gas

 

 

 

Las calderas de gas, como equipos generadores de calefacción y ACS,  deben usar combustibles que en muchos casos pueden ser peligrosos, sino se usan y se instalan de forma profesional y responsable. Los combustibles que más interés nos merecen,  en relación a la seguridad,  son los facilmente inflamables ó explosivos, como el gas. Las instalaciones con calderas de gas, hoy en día, están sujetas a estrictas normativas de seguridad y deben ser acometidas por personal autorizado,  bien es cierto que con las debidas ventilaciones y inspecciones periódicas obligatorias,  el riesgo es casi inexistente incluso con las nuevas calderas de gas estancas.


 

 

Noticias - Calderas de gas
caldera de gas vaillant
 
 
 
Calderas Vaillant.
Calderas de gas con reconocimiento internacional en calderas de condensación por su eficiencia energética y calidad de fabricación. Nueva Gama 2012-2013 en calderas ecoTEC Plus,  el fabricante alemán a mejorado toda su gama de calderas de condensación e incluso a lanzado una campaña de apoyo con la devolución en la compra de una nueva caldera ecoTEC Plus, de 125€.
 
 
 

   caldera de gas junkers
 
 
Calderas Junkers.
Calderas de gas del grupo Robert Bosch,  con el nombre comercial JUNKERS el fabricante alemán dispone de una amplia gama de calderas murales y de pie a gas natural / propano. Junkers lanza su nueva gama de calderas de bajo nox CERASTAR CONFORT de 25 y 30 Kw,  con una muy reducidas dimensiones y altas prestaciones.
 
 

caldera de gas saunier duval
 
Calderas Saunier Duval.
Calderas de gas con importante implantación en España, con una destacada calidad en sus equipos en base a la experiencia de muchos años en la fabricación de calderas murales. Saunier duval dispone de las calderas de condensación Thema Condens con altas prestaciones para viviendas de cualquier dimensión.
 

 
 
Calderas de gas

Las calderas de gas se caracterizan fundamentalmente porque su combustible es gas, y algunos modelos permiten el cambio de familia de gas (de propano a gas natural, por ejemplo).

En función de la tecnología de diseño, las calderas de gas se dividen en calderas de gas convencionales o estandar, con un rendimiento algo inferior, calderas de condensacion, con una eficiencia energética superior y calderas de gas de baja temperatura, que son las que trabajan con una temperatura de retorno inferior a los 40ºC, con un rendimiento intermedio entre las estandar y las de condensación.

Las calderas de condensacion se caracterizan por su alto rendimiento, al aprovechar el calor procedente de los gases de combustión. En las calderas de gas convencionales, los gases de combustión se expulsan al exterior directamente, mientras que en las calderas de condensacion se recirculan aprovechando su calor latente todo lo posible, hasta que llega a condensarse incluso el vapor de agua contenido en los humos, de ahí su nombre. Con esta tecnología se puede llegar a ahorrar del 30 al 35% del consumo energético.

Las calderas de condensacion presentan además otra ventaja adicional. Al lograr reducir la temperatura de emisión de humos (también llamados productos de la combustión), se consigue que se formen menos compuestos químicos, como el dióxido de carbono (CO2) y los óxidos de Nitrógeno (NOx), que contaminan y destruyen la capa de ozono que protege la atmósfera.

La normativa técnica aplicable, el Reglamento de Instalaciones térmicas en los Edificios (RITE) prohíbe la instalación de calderas por debajo de un rendimiento energético mínimo y también exige que las calderas que se instalen permitan reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno y otros contaminantes. En concreto el RITE sólo permite instalar calderas bajo nox clase 5 (baja contaminación).

Las calderas de condensacion son también calderas bajo nox, por lo que cumplen perfectamente las exigencias de eficiencia energética y baja contaminación exigida por la normativa.

También existen en el mercado calderas bajo nox que no utilizan la tecnología de condensación. En este caso las calderas bajo nox logran reducir la emisión de contaminantes utilizando la tecnología de quemador enfriado con agua.

Las calderas bajo nox se clasifican en clases, según la norma EN 297/A y la clase mínima requerida es la clase 5. Este tipo de calderas pueden utilizarse para sustituir a calderas de gas convencionales en instalaciones existentes, ya que permiten mantener la evacuación de gases a fachada, evitándose así la necesidad de conducirlos a la cumbrera del edificio.